viernes, 13 de marzo de 2009

Escucha desde tu corazón.

Más allá de tus oídos físicos hay un Ser dentro de tí que sabe realmente escuchar, hay un poder tan inmenso y tan amoroso que te permite trascender las distracciones externas y el ruido mental para que puedas simplemente escuchar.
Cuando abres tu corazón con amor y entrega, sueltas la necesidad de tener la razón y de atacar los puntos de vista de otros. Desde esta perspectiva reconoces que cada relación, cada encuentro y cada situación es un mensajero que te invita a conocerte más a fondo.
Los mensajeros son contínuos y las formas variadas. Sin embargo debes estar dispuesto a escuchar, pues si estás inmerso en los problemas diarios, en los pensamientos de limitación y crisis, serás presa del temor y activarás los mecanismos de resistencia que te impiden escuchar desde el corazón.
Escuchar verdaderamente te capacita a percibir ideas que nunca imaginaste que estaban allí.
Al dejar los juicios o críticas sobre quien da el mensaje y a cambio enfocarte en el mensaje en sí, logras reconectarte con la sabiduría y la humildad interna. Con esta nueva visión puedes comprender el propósito de cada situación.
Tu sabiduria interior reconoce que cada experiencia es un maestro que te enseña una valiosa lección y te ofrece una bendición. Cuando escuchas desde tu corazón, descubres que lo que te ocurre externamente es un reflejo de tí mismo llamándote a ver más allá de lo superficial. Es un aspecto de tí, invitándote a armonizarte con una determinada situación.
Cuando dejas de quejarte y defender tus creencias, comienzas a deshacer las paredes de temor y control de tu mente; así los reflejos de caos van transformándose en la proyección de una nueva y luminosa realidad.
Los grandiosos regalos que tu Maestro interior tiene reservados para tí solo tú los puedes descubrir y experimentar. Pero es necesario que los reclames y elijas, pues tu libre albedrío es sagrado y te pertenece. Saber escuchar es siempre tu elección.
La voz de tu interior te habla continuamente, te guia, te acompaña, te consuela y te fortalece. Bríndale tu tiempo y espacio para que puedas recibir y escuchar.
Soltar la resistencia al cambio, te hace más receptivo a escuchar y percibir nuevas alternativas y potenciales de paz, gozo y abundancia y fortaleza. Es tiempo de dejar de controlar y aprender a confiar.

Por: Diana Jaramillo

www.dianajaramillo.net


7 comentarios:

  1. Cuanto tiempo necesitaré para aprender a reconocer a mi Ser interior o Maestro, cuando mi ruido mental y mis distracciones externas son tan inmensas y reforzadas dia a dia por la forma de vivir en este mundo?

    sia.

    ResponderEliminar
  2. Maria Rosa ttuve que volver por esso. Que precioso! Cuando escuchas desde tu corazón, descubres que lo que te ocurre externamente es un reflejo de tí mismo (verdad)
    Gracias amiga

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Visitenos, muy inteserante, blog de muy buen contenido Calderas de gas

    ResponderEliminar
  5. Excelente blog de muy buen contenido, Gracias un saludo Att. calderas de gas

    ResponderEliminar
  6. Vale la pena encontrar temas tan buenos. Un saludo
    calderas

    ResponderEliminar

Quizás te interese también:

Related Posts with Thumbnails