viernes, 9 de octubre de 2009

NO HAGAS SUPOSICIONES. TERCER ACUERDO DE LA SABIDURIA TOLTECA.


Como continuación y después de un tiempo, hoy os escribo sobre el Tercer Acuerdo de la sabiduria Tolteca.

El tercer acuerdo de la sabiduria Tolteca consiste en NO HACER SUPOSICIONES.
Al hacerlo, la mayoria de las veces creemos, que lo que suponemos es cierto.

Tendemos a hacer suposiciones sobre lo que los demás hacen o piensan, nos lo tomamos personalmente, y después, los culpamos y reaccionamos enviando veneno emocional con nuestras palabras. Y al hacerlo nos buscamos problemas. Al hacer una suposición, con mucha frecuencia comprendemos las cosas mal, nos lo tomamos personalmente y acabamos haciendo un gran drama de nada.

Mucha de la tristeza y los dramas que has experimentado tenian sus raices en las suposiciones que hiciste y en las cosas que te tomaste personalmente. Concédete un momento para considerar la verdad de esta afirmación.

Producimos mucho veneno emocional haciendo suposiciones y tomándonoslo personalmente, porque, por lo general, empezamos a chismorrear a partir de nuestras suposiciónes.

Al no pedir una aclaración, la mayoria de las veces por miedo, hacemos suposiciones y creemos que son ciertas, defendiendo e intentando que sea otro el que no tenga razón. Siempre es mejor preguntar que hacer una suposición, porque las suposiciones crean sufrimiento.

La mente humana, por lo general tiende a crear un enorme caos que nos lleva a interpretar y entender mal todas las cosas.

Sólo vemos lo que queremos ver y oimos lo que queremos oir. No percibimos las cosas tal como son.

El hacer suposiciones en nuestras relaciones significa buscarse problemas.
A menudo, suponemos, o nos gustaria que así fuera, que nuestra pareja sabe lo que pensamos y que no es necesario que le digamos lo que queremos. Suponemos que hará lo que queremos porque nos conoce muy bien. Si no hace lo que creemos que deberia hacer, nos sentimos realmente heridos y decimos: "Deberia haberlo sabido" (Esto nos suele ocurrir la mayoria de las veces a las mujeres... por experiencia propia)

Hacer suposiciones en las relaciones conduce a muchas disputas, dificultades y malentendidos con las personas que supuestamente amamos.

En cualquier tipo de relación, podemos suponer que los demás saben lo que pensamos y que no es necesario que digamos lo que queremos... Harán lo que queremos porque nos conoce muy bien. Si no lo hacen, si no hacen lo que creemos que deberian hacer, nos sentimos heridos y pensamos...¿como ha podido hacer eso? deberia haberlo sabido... Creamos un drama al hacer esta suposición anadiendo otras más encima de ella.

El funcionamiento de la mente humana es muy interesante y compleja. Necesitamos justificarlo, explicarlo y comprenderlo todo para sentirnos seguros. Tenemos muchisimas preguntas que precisan respuesta porque hay muchas cosas que la mente racional es incapaz de explicar.

Al suponer que todo el mundo ve la vida del mismo modo que nosotros, suponemos que los demás piensan, sienten, juzgan y como nosotros lo hacemos. Esta es la mayor de las suposicones que podemos hacer, y es la razón por la cual nos da miedo ser nosotros mismos ante los demás, porque creemos que nos juzgarán, nos convertiran en sus victimas, nos maltratarán y nos culparán como nosotros mismos hacemos.

Al hacer suposiciones sobre nosotros mismos, nos creamos muchos conflictos internos.

Al iniciar una relación con alguien que nos gusta, tendemos justificar por qué nos gusta. Solo vemos lo que queremos ver, negandonos aspectos que nos digustan.

Nos mentimos a nosotros mismos con el único fin de sentir que tenemos razón. Después hacemos suposiciones, y una de ellas es.... "Mi amor cambíará a esta persona"... Pero no es verdad, si la persona cambia es porque quiere cambiar, no porque podamos cambiarlas. Cada persona es como es, y así deberiamos aceptarla, independiente, completa y separada. Entonces, ocurre algo entre los dos y nos sentimos dolidos. De pronto, vemos lo que no quisimos ver antes, sólo que ahora está amplificado por nuestro veneno emocional. Ahora tenemos que justificar nuestro dolor emocional y echar la culpa de nuestras decisiones a los demás.

Imaginate tan solo el dia en que dejes de suponer cosas de tu pareja, y a la larga, de cualquier otra personal. Tu manera de comunicarte cambiará completamente y tus relaciones no sufrirán más a causa de conflictos creados por suposiciones equivocadas.

Una buena forma de evitar suposiciones es preguntar. Asegurate de que las cosas te queden claras. Si no comprendes alguna, ten el valor de preguntar hasta clarificarlo todo lo posible. Una vez escuches la respuesta, no tendrás que hacer suposiciones porque sabrás la verdad.

Asímismo, encuentra tu voz para preguntar lo que quieres. Todo el mundo tiene derecho a contestarte... sí o no...pero tú siempre tendrás derecho a preguntar.
Este es pues, el Tercer Acuerdo:.. NO HAGAS SUPOSICIONES... Decirlo es fácil, pero comprendo que hacerlo es dificil. Lo es, porque muy a menudo, hacemos exactamente lo contrario.

Todos tenemos hábitos y rutinas de los que no somos conscientes. Tomar conciencia de esos hábitos y comprender la importancia de este acuerdo es el primer paso, pero no es suficiente. La idea o la información es sólo una semilla en la mente. Lo que realmente hará que las cosas cambien es la ACCION Actuar una y otra vez fortalece tu voluntad, nutre la semilla y establece una base sólida para que el nuevo hábito se desarrolle. Tras muchas repeticiones, estos nuevos acuerdos se convertirán en parte de tí mismo. La fuerza de voluntand mueve montañas.

Si hacemos un hábito de este acuerdo, transformarás completamente tu vida.

Lo que necesitas te llega con gran facilidad porque el espíritu se mueve libremente en tí. Esta es la maestria del intento, del espiritu, del amor, de la gratitud y de la vida. Este es el OBJETIVO DEL TOLTECA, de su sabiduria. Este es el camino hacia la libertad personal.

Buen fín de semana a todos.

24 comentarios:

  1. Me ha encantado tu reflexión y la comparto en gran medida salvo algún matiz.
    Yo creo que hacer suposiciones es inevitable, forma parte de esa necesidad que tú dices. Son las hipótesis que te permiten ubicarte ante una determinada situación, sobre la que inicias el trabajo de reflexión o relación. El problema es el valor que se le de a la suposición. Es decir, si la doy por verdad, mal asunto, pero si la doy por hipótesis que he de confirmar con mente abierta, la cosa es diferente. La cuestión está en el empleo de la asertividad y el feed-back o retroalimentación; es decir en confirmar que el mensaje se ha recibido y/o emitido bien.
    Un saludo afectuoso y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. En efecto. A veces las suposiciones tienden a ser nefastas y son las que a la larga nos acaban llevando a la perdición irremisible. UN abrazo.

    ResponderEliminar
  3. muy sabia tu entrada, sobre todo cuando has puesto el ejemplo de las mujeres a mi me ha pasado pero quiza no era una suposicion era un deseo y la otra persona lo lo capta como a nosotros nos gustaria, la vida es mas sencilla de lo que suponemos y lo que si es un error es juzgar tan alegremente como se hace.

    un abrazo amiga!!!

    ResponderEliminar
  4. Precioso como siempre un placer visitarte

    Un besito Rosa

    ResponderEliminar
  5. El que supone esta imaginando algo que da por sentado El presuponer cosas, tiende en algunos casos a producir una gran tranquilidad interior, así también como un desconcertante estado de inquietud y desazón en otros. El ser humano aún con tantas limitaciones como tiene, fabrica hipótesis de todo género, que en definitiva, no son otra cosa que suposiciones, conjeturas, presunciones, gracias a las cuales podemos avanzar en el camino siempre y cuando a partir del diálogo franco y honesto te comuniques con nitidez y claridad y consigas interpretar correctamente el entorno, de lo contrario esas suposiciones nos pueden generar mucho sufrimiento.
    Muy buen post como siempre. Besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Mi niña grande!!!!

    De nuevo nos deleitas con tu sabiduría, ya sé , que no es tuyo, pero por el hecho de haberlo leído y transmitido parami, es como si lo fuera...

    A esto que expones, yo le llamo LECTURA DE LA MENTE, que es como creo que algunas tendencias psicológicas lo llaman, y te doy la razón, dejemos de pensar en lo que los demás puedan pensar y actuemos en función de nuestro sentir sin tener en cuena la opinión de los demás...entre otras cosas xq se pierde demasiado tiempo y energías y no estamos para perder el tiempo....

    Cuanto te qiuiero mi dulce AMIGA....besos sin pensar que vas a pensar que soy lesbiana...jjjjjjjjjjj te quiero guapa.

    ResponderEliminar
  7. Los "prejuicios" confunden nuestra existencia social.... y como consecuencia confunde al espíritu.

    pacobailacoach.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por tu visita a mi blog. Sí, reconozco lo de mi juventud, pero no me preocupa mucho. Seguro que se cura con el tiempo, y espero encauzarla bien. Un saludo y, relajante blog.

    ResponderEliminar
  9. buongiorno mi pequeña niña grande!!! te dejo el comentario que le he dejado a illystil tras CORAZÓN...QUESUERTE TIENES Y TIENE MARIA ROSA Y TU Y TU Y MARIA ROSA,, JO!!! VAYA DOS, COMO ME VOY A APAÑAR PARA QUEREROS A TODAS....

    PARA BESAROS Y ABRAZAROS...VENGA ME ENCANTA CONCILIAR A LA GENTE....QUE LA GENTE ESTE JUNTA Y COMPARTA....GRACIAS A LAS DOS QUE SUERTE TENGO DE TENEROS A LAS DOS

    leer elque le has dejado tu....

    ResponderEliminar
  10. Que hermosos trabajos Rosa!!!!!
    Gracias por estar.
    Abrazo de luz
    Adriana

    ResponderEliminar
  11. Hola Maria Rosa!
    Muy buen artículo!
    Infinidad de veces las suposiciones y los prejuicios entorpecen las relaciones humanas.
    No debemos quedarnos con dudas, siempre preguntar y aclarar...eso lo aprendí, y da buenos resultados.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Cariño, pásate cuando puedasa por mi blog a recoger un premio.
    Ahora vengo con prisas, vendré detenidamente a leer esta entrada que parece ser de lo más interesante. Un besito.

    ResponderEliminar
  13. A todos nuestros seguidores y amigos: Os rogamos que leáis el último post publicado en el blog.
    Ante la negativa del concello (ayuntamiento) de Muxía de instaurar un premio para mayores blogueros, vuestras opiniones son de vital importancia para establecer las bases sobre las que poder continuar con el proyecto.
    Gracias por vuestra colaboración.

    ResponderEliminar
  14. Hola María Rosa, quería darte las gracias por los comentarios que dejaste en mi blog y por apuntarte al encuentro que con tanta ilusión estamos organizando RR y yo. He estado dando una vuelta por tu espacio y me parece muy interesante... además parece que tenemos bastantes cosas en común (entre ellas el amor a los animales en general y a los perros en particular).

    En cuanto a la entrada de hoy, creo que tienes mucha razón en lo que expones: se podrían evitar tantos malentendidos entre las personas si dialogáramos abiertamente sobre lo que sentimos y lo que queremos en vez de jugar a suponer, aunque sea inconscientemente, las causas tras los actos de las personas allegadas a nosotros; a mí eso me ha costado disgustos en más de una ocasión, y de dos y de tres... En un revista de psicología leí que se le llamaba a este fenómeno "juicio adivinatorio". En fin...

    Un besote, te sigo :)

    ResponderEliminar
  15. Vaya Maria Rosa, realmente me has sorprendido con tercer acuerdo de la sabiduría tolteca. Creo que más o menos todos nos hemos vistos reflejados. Tendemos supones y presuponer todo y cuando nos damos cuenta de que las cosas no son tal y como las hemos pensado, dicho o idealizado, viene la decepción, la tristeza.

    Que cierto es que nosotros mismos buscamos los problemas al suponer o presuponer todo.

    Enhorabuena por el post, mi querida Maria Rosa. Un abrazo y besito.

    ResponderEliminar
  16. Maria Rosa...
    Que cierto lo que escribiste.
    NO HAGAS SUPOSICIONES
    EL TERCER ACUERDO DE LA SABIDURIA TOLTECA.

    Esto es real, con las suposiciones solamente sufrimos, nos equivocamos, y nos llenamos de tristeza, o de pensamientos que no son reales.

    Y SOLO NOS HACEMOS DANO.

    ResponderEliminar
  17. Maria Rosa, hace días que no se de ti. Supongo que no podrás conectarte. Para cuando puedas, pásaste por mi blog que tienes un regalo esperándote, jeje. Besitos

    ResponderEliminar
  18. Hola!!! Soy otra rosa del jardín... Me llama mucho la atención la psicología y ha sido fascinante leer esta entrada. Totalmente de acuerdo, sobre todo en tres aspectos:
    Quien parta de una suposición equivocada, mal asunto, para ello el derecho a LA PREGUNTA, a veces tan difícil de hacer...
    2. Me quedo con el derecho a contestar: sí o no.
    3. ¿Creer que cambiarás a una persona porque la amas o te desea? Ha de aceptarse primero a uno mismo y luego al otro tal como es; ya es cuestión suya si quiere cambiar, pero no la obligación de cambiar, que es muy distinto.

    Es la primera que veo el blog y me encantan tus cojines.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Visitenos, muy inteserante, blog de muy buen contenido Calderas de gas

    ResponderEliminar
  21. Excelente blog de muy buen contenido, Gracias un saludo Att. calderas de gas

    ResponderEliminar

Quizás te interese también:

Related Posts with Thumbnails